Expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs)

Allianz Automotive supports its partners

Atendiendo a la situación económica, laboral y social generada por la pandemia del COVID-19, desde el Departamento de Asistencia y Protección Jurídica, creemos que es importante dedicar un espacio a explicar qué es un ERTE por fuerza mayor, cuánto cobramos cuando estamos en situación de ERTE, y qué fecha tope tiene este ERTE por COVID-19 autorizado por el Gobierno.

Nuestra Responsable de Asistencia y Protección Jurídica, Paz Tejedor Gutiérrez, explica las claves para entender en qué consisten los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs), medida extraordinaria a la que las empresas y sociedades pueden acogerse frente a la situación derivada del Covid-19.

¿Qué es un ERTE?

Un ERTE es un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, lo que significa que durante el tiempo establecido en el mismo, el trabajador pasa a situación de desempleo. (art. 47 ET).

El trabajador en situación de ERTE, puede pasar a situación de desempleo de dos formas:

1.       Por suspensión de la relación laboral

2.       Por reducción de la jornada (siempre que sea superior al 10% y hasta el 70%)

Es muy importante recordar que es una situación TEMPORAL: no es que el trabajador sea despedido, solo que el contrato queda interrumpido de forma temporal.

 

¿Qué especificidades tiene un ERTE por COVID-19?

Los ERTEs por COVID-19 son ERTES por FUERZA MAYOR: ante el estado de alarma decretado para hacer frente al coronavirus y el cierre de muchos negocios, el Gobierno aprobó el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, que fijó medidas excepcionales de aplicación de ERTE.

Toda empresa que quiera formalizar un ERTE por COVID-19, no puede mandar de forma unilateral al desempleo a sus trabajadores, sino que hay una serie de trámites que debe cumplir para su aprobación por la autoridad laboral.

Paralelamente todo trabajador en situación de ERTE, puede trabajar para otra empresa o como autónomo, dado que para los ojos de la Ley, el trabajador en situación de ERTE se encuentra en situación de desempleo.

Entre las medidas aprobadas por el Gobierno para el ERTE por COVID-19 esta permitir cobrar el paro independientemente de lo que se haya acumulado con anterioridad por ese trabajador. Habitualmente uno de los requisitos indispensables para poder cobrar el paro, el trabajador tiene que haber cotizado un mínimo de 365 días en los últimos 6 años o desde la última vez que cobro la prestación por desempleo. Una de las medidas tomada por el gobierno ante los ERTE por coronavirus, permite que cualquier persona que se vea afectada pueda cobrar el paro independientemente de si cumple este requisito.

Igualmente, dentro de las medidas, está no perder el paro acumulado de los últimos 6 años. Además se seguirá cotizando y por tanto acumulando paro hasta el final del contrato.

El trabajador en esta situación no tiene que hacer nada, es la empresa la que se encarga de dar de alta y gestionar los papeles del paro para que se proceda al cobro de la prestación. 

Esta Guía Práctica cuenta con todo lo que necesitas saber sobre el ERTE, incluído el cálculo de la prestación, ¡paso por paso!
DESCARGAR GUÍA
Si deseas más información sobre cómo podemos enriquecer la propuesta de valor de tu negocio, por favor, contacta con nosotros: