Multas de circulación

Allianz Automotive supports its partners

Atendiendo a la incertidumbre generada por la COVID-19, desde el Departamento de Asistencia y Protección Jurídica de Allianz Partners nos presentan las claves para hacer frente a posibles sanciones de tráfico.

Nuestra Responsable de Asistencia y Protección Jurídica, Paz Tejedor Gutiérrez, explica por qué es tan importante contar con asesoramiento especializado cuando recibimos una multa y cómo ha impactado la COVID-19 en la imposición de sanciones de tráfico.

¿Por qué es importante contar con asesoramiento cuando recibimos una Multa de Circulación?

Cada vez es más importante contar con la información concreta y detallada sobre qué derechos nos asisten ante la imposición de una sanción de tráfico, qué podemos alegar, en qué plazos y ante qué organismos. Contar con el asesoramiento de un abogado experto en esta materia, ayuda a tomar una decisión firme sobre la procedencia de recurrir o pagar en el periodo voluntario con el beneficio de la reducción económica de la sanción, para el caso en el que no contemos con pruebas suficientes.

 

¿Cómo ha impactado la COVID-19 en la imposición de sanciones de tráfico?

Tras declararse el estado de alarma el pasado 14 de marzo y llevarse a cabo el completo confinamiento de un porcentaje muy elevado de ciudadanos españoles, hemos observado una disminución significativa de las sanciones de tráfico en territorio nacional, hasta casi desaparecer las infracciones más comunes: desobedecer las señales de un semáforo, sobrepasar el límite de velocidad de la vía o atender llamadas telefónicas mientras se circula.

Esta tendencia también se ha observado en nuestro departamento de Asesoramiento Jurídico y más concretamente en la actividad de nuestro equipo encargado de la gestión de multas, que desde enero a mayo de 2020, ha visto disminuir la actividad en un 42% frente a las mismas fechas de 2019, pasando de 6.299 expedientes comunicados en 2019 a los 3.650 de 2020.

Aun declarado el confinamiento, la normativa permitía desplazamientos justificados para actividades esenciales y ante determinadas circunstancias personales, como las visitas médicas o la adquisición de medicamentos o alimentos. Entre los diferentes modos de transporte, los vehículos particulares han sido uno de los medios más utilizados y recurrentes debido a la seguridad que ofrecen porque facilitan el distanciamiento social. Sin embargo, dado que los radares y las cámaras de tráfico no han dejado de funcionar durante todo este periodo, se han seguido emitiendo sanciones y algunos clientes han recibido también multas pendientes de tramitación.

Algunos de nuestros asegurados, nos planteaban dudas razonables a este respecto como la procedencia o posibilidad de recurrir una multa cuando no se puede salir de casa o dónde presentar las debidas alegaciones si la atención al público de los organismos públicos no están abiertos. También han sido frecuentes las dudas relativas a los plazos y la indefensión que producían ciertas situaciones. 

 

¿Puedo recurrir mi sanción de tráfico en el Estado de Alarma?

Han sido muchos los asegurados que nos han trasladado que han sido sancionados por exceso de velocidad en las esporádicas salidas realizadas durante el confinamiento, podríamos cifrar este como el motivo de sanción más recurrente en esta etapa.

El propio Real Decreto de declaración del estado de alarma del 14 de marzo recogía en su disposición adicional cuarta la suspensión de plazos de prescripción y caducidad durante el periodo de vigencia de dicho estado y las prórrogas que se adopten. Esto quiere decir que durante el estado de alarma se para el tiempo y se detienen los plazos.

En el caso de haber recibido la notificación de una multa los días previos al estado de alarma, o durante el propio estado de alarma, y finalizar el periodo de veinte días para pagar o recurrirla durante esta situación especial, la normativa determinó que los plazos administrativos se detuvieran y se volvieran a contabilizar a partir de la finalización del estado de alarma.

Una duda que se planteaba era cómo computar esos plazos cuando se levantara el estado de alarma: ¿computaban de nuevo los veinte días o solo lo que restara hasta el vencimiento de los referidos veinte días? Los Reales Decretos dictados con posterioridad, determinan que el cómputo de plazos para la interposición de recursos en vía administrativa se realizará desde el día hábil siguiente al fin del estado de alarma, con independencia de cuándo nos hubieran notificado. Por lo tanto, aunque nuestro plazo de veinte días hubiera vencido estando en estado de alarma, volveremos a contar con otros veinte días a partir de la finalización de éste.

Otra duda muy recurrente de nuestros asegurados este tiempo ha sido la relativa a la ITV y, en concreto, si podrían ser sancionados en caso de no haberla pasado. Se estima que para el mes de mayo se han acumulado unos 5 millones de inspecciones por realizar. Pues bien, los propietarios cuyo vehículo caducara su ITV en los días de confinamiento por el estado de alarma dispondrán de 60 días más a partir de la finalización de dicho estado, más 15 días naturales adicionales por cada semana transcurrida desde el 14 de marzo para pasar la ITV y no ser sancionados.

Con el fin de la desescalada, llega la “nueva normalidad” en la que las medidas y las restricciones se suavizan poco a poco y empezamos a ver de nuevo llenas nuestras calles y carreteras, con vehículos circulando con normalidad. Además, la llegada del verano hace presagiar un aumento significativo de la circulación. Por eso, desde Allianz Partners queremos recordar la importancia del respeto de las normas de circulación y de contar con un abogado experto que nos asesore sobre la procedencia o no da la sanción impuesta y el mejor camino para la defensa de nuestros intereses económicos.

Si deseas más información sobre cómo podemos enriquecer la propuesta de valor de tu negocio, por favor, contacta con nosotros: